domingo, 1 de diciembre de 2013

Cupcakes de coco y chocolate blanco. ¡Modo Navidad activado!.


¡Navidad!, ¡dulce Navidad!...

¡La navidad tiene millones de cosas buenas! (siiii, también malas... pero yo hoy sólo hablaré de las buenas ^_^).

La comida, los dulces, las reuniones con la familia y los amigos, los regalos, los brindis.... Por mucho que me estresen y por mucho que me queje, la verdad es que siempre que echo la vista atrás y pienso en todas las Navidades de mi vida, no encuentro ningún recuerdo malo en ellas. Con ello no quiero decir que hayan sido siempre perfectas, no. Lo que quiero decir es que yo sólo recuerdo lo bueno.


Siempre he tenido mucho espíritu navideño y, desde pequeña, era yo la que más ganas tenía de árbol, de belén y de guirnaldas. Y así sigue siendo... Es llegar la Navidad y mi casa se convierte en una feria: guirnaldas, velas, árbol, belén, dibujos de los niños, postales... Pero es que ¡mooooola tanto!!, que ¡soy incapaz de resistirme!!


Así que este fin de semana, en mi casa, ¡hemos activado ya el modo navideño! Y ya hemos sacado toooodas las cajas con toooodos los adornos de Navidad. ¡Ole!. (Ahora hay que ponerlos...).


Y en el blog no iba a ser menos... así que "modo Navidad 2013 ACTIVADO"

Para 12 cupcakes.

El bizcocho.

- 120 gr. de chocolate blanco de cobertura.
- 120 gr. de mantequilla.
- 2 huevos.
- 120 gr. de azúcar.
- 125 gr. de harina.
- 100 gr. de ralladura de coco.
- 1 cucharadita de levadura en polvo.
- 120 ml. de leche de coco.

Precalentamos el horno a 175ºC.

Ponemos el chocolate blanco junto con la mantequilla en un cazo a fuego lento hasta que se funda. Retiramos y dejamos templar.

Separamos las claras y las yemas de los huevos. Montamos las claras a punto de nieve. Agregamos, poco a poco, 50 gr. de azúcar y mezclamos hasta obtener una crema brillante.

Mezclamos la harina con la levadura y tamizamos y añadimos el coco. Batimos las yemas con el resto del azúcar, le añadimos la mezcla de chocolate blanco y mantequilla y le vamos incorporando, poco a poco y alternando con la leche de coco, los ingredientes secos.

Añadimos las claras montadas y removemos con movimientos envolventes, ayudándonos de una cuchara de aluminio.

Metemos en el horno unos 20 minutos. 

Cuando estén completamente fríos, descorazonamos y rellenamos. Yo, en este caso, he utilizado una crema de chocolate blanco y coco que compré en Lidl. Pero si no tenéis, podéis derretir un poco de chocolate blanco y añadir el coco rallado.

El frosting:

- 250 gr. de queso mascarpone.
- 100 gr. de azúcar glas.
- 400 ml. de nata para montar con más del 35% de materia grasa. 

Batimos los dos quesos junto con el azúcar y añadimos la nata. Batimos hasta que tenga una textura consistente.

Separamos en tres recipientes; tintamos uno en rojo, otro en verde y dejamos uno blanco.

Preparamos seis mangas desechables. A dos les ponemos una boquilla de estrella cerrada a cada una, en otra la crema verde, otra con la roja y, las dos última, con la crema blanca. Cogemos la verde y una blanca y las metemos las dos dentro de una de las mangas que tiene boquilla; y lo mismo con la otra blanca y la roja y la otra manga con boquilla que nos queda.

 

Cubrimos el cupcake con un poco de crema blanca. Ponemos la manga sobre él y, de dentro para fuera y en sentido de las agujas del reloj, dibujamos una rosa. Donde lo hemos dejado volvemos a hacer una espiral hacia arriba. ¡Y voila! Ya tenemos nuestro cupcake de Navidad.


Para conseguir el efecto "nieve" espolvoreamos el coco rallado por encima. Y para darles un toque más navideño les he puesto unas estrellas hechas con fondant y purpurina comestible. ¡Ole!.


No digáis que no molan ¿eh?


Besazos a mogollón.

Eva.




4 comentarios:

  1. Los cupcakes me chiflan pero no consigo hacerlo como es debido, algo falla y no sé qué es, una pena.
    Los copitos de nieve son una monada!!

    ResponderEliminar
  2. They look so cute!

    http://beautyfollower.blogspot.gr/

    ResponderEliminar

Me gustaría mucho que dejaraís vuestra opinión! Besitos Eva.